Día 7. Aprender un idioma

aprender un idioma nuevo

El reto del día siete lo propuse para que fuera un día productivo en el que aprender algo. Desde que me mudé a Brasil empecé a recibir clases de portugués pero con la cuarentena tuve que pararlas. Y ya llevo más de un mes sin practicar casi nada el portugués ya que en casa hablamos casi todo el tiempo en castellano. De vez en cuando hablo con Gabriela en portugués, pero no es suficiente para avanzar en el idioma, así que tengo que practicar más por eso el reto de hoy consiste en aprender un idioma.

Aprender nuevos idiomas

Lo mío con los idiomas es una relación de amor odio. Me gusta aprender idiomas y hablar con personas de otros países y culturas, pero nunca se me ha dado bien estudiarlos. Me gusta más sumergirme en las culturas y aprender los idiomas practicando. Por eso creo que lo mejor para aprender un idioma es ir al extranjero y sumergirse totalmente.

Entre los idiomas que hablo en mayor o menor medida están el castellano, inglés, portugués, alemán y francés. De todos ellos he recibido clases.

Aprender un idioma en el extranjero

Aprender un idioma en el extranjero puede ser costoso al principio ya que vas a aprenderlo a la fuera. Cuando vives en un país en el que no hablan tu idioma materno, lo único que puedes hacer para comunicarte con la gente es empezar a hablar. Y esa es la forma mas rápida para aprender el idioma.

Tratándose de portugués que se parece bastante y viviendo en Brasil parecía que iba a aprender rápido. Y así fue durante los primeros meses, pero con el inicio de la pandemia y el confinamiento, siento que mi portugués se ha parado en seco.

El reto de aprender un idioma

Esta claro que en un día no se puede aprender una nueva lengua, pero tener el habito de estudiar todos los días un poco, es algo que si que se puede mejorar y practicar.

Para ello en el reto de hoy he intentado hablar un poco más con Gabriela en portugués. Además he leído el libro que le regalé: «Cocina a cuatro manos» de Rita Lobo.

Se trata de un libro muy interesante en el que la autora propone un método de cocina para dos, donde los integrantes de la pareja pueden repartirse las tareas a la hora de cocinar. Esto tiene muchas ventajas, ya que cocinar acaba siendo mucho más rápido y ninguno de los dos acaba sobre cargado en la cocina. La idea es que la alimentación de la pareja sea cosa de dos.

También habla de otras cosas interesantes sobre como llevar una buena alimentación o porque es importante comer frutas y verduras de temporada.

cocina a cuatro manos

Aprender idioma por una app

En este caso Gabriela eligió la aplicación de Duolingo para hacer su clase de idiomas. El idioma elegido por ella es el catalán, la razón es que en Valencia se habla catalán también, así que como a ella le gusta estar preparada para cualquier cosa, ha decidido aprender algo de este idioma por si algún día volvemos a Valencia.

Usar aplicaciones como Duolingo puede ser una forma fácil de adquirir los hábitos diarios para practicar un poco cada día. Se trata de una aplicación que con pruebas parecidas a las de un juego te ayuda a aprender idiomas. Una manera fácil y divertida de practicar idiomas.


Puedes seguir el resto de desafíos sobre minimalismo en el reto minimalista de 30 días.

Deja una respuesta